Los nuevos presidentes de ambas cámaras del Congreso de la Nación, Julián Domínguez y Amado Boudou, ambos pertenecientes al Frente para la Victoria,  hicieron honor esta última semana a una consigna de supartido, la de “Nunca Menos”, al establecer por resolucion con sus firmas,  un aumento salarial  que les permitiera acercarse a las sumas que percibían en sus roles como ministros de Agricultura y Economía, respectivamente.

La frase “Nunca Menos” que titula una canción en homenaje a Néstor Kirchner y que sirvió para nombrar a agrupaciones afines,  fue aplicada en  el  aumento salarial del 100%.  Ambos funcionarios, acostumbrados a ganar mas de 10.000 dolares en los cargos que ocuparon hasta la actualidad llegaron al Congreso y se encontraron con la sorpresa de que un diputado o un senador ganaba por mes la ” módica “suma de $13,000 pesos, y les pareció poco.

Desde el bloque de Unidad Popular, planteamos ya en diciembre, que nos parecía inoportuno e inadecuado discutir la actualización de las dietas de los diputados y senadores, cuando estábamos con un conflicto abierto con la baja de una cantidad importante de trabajadores en el Congreso.

Cuando acababa de darse a conocer el decreto de la Presidenta Fernandez, que daba de baja a las “bonificaciones”, que perciben los trabajadores del estado nacional.

Y cuando nuestros jubilados, siguen cobrando sueldos de hambre,  muy lejanos al 82 % que Boudou nego siendo ministro de economia, adelantando el veto presidencial.

Domínguez y Boudou  duplicaron el salario y los jubilados que cobran en su gran mayoría 1.500 pesos por mes, ven duplicados sus problemas con la quita de subsidios, los tarifazos, la suba de alquileres, de expensas, los alimentos, el costo de vida en general.

Los mismos jubilados que el año pasado cumplieron mil marchas reclamando una suba salarial para poder siquiera paliar el costo de vida ,  esos mismos que trabajaron décadas en una Patria que soñaron, y que siguen adelante sin dar un paso atrás.

La canción que dio fama a la frase “Nunca Menos” cierra diciendo: “Nunca menos que vivir con dignidad. Nunca menos que la Patria que soñamos.  Nunca menos. Ni un paso atrás”.

¿Nunca menos? No. Nunca más políticos para los que la función pública, sea cual fuere, es la posibilidad del “buen pasar”, de asegurarse el futuro mientras legislan de espaldas a los intereses populares que dicen representar

La POLITICA, como herramienta para cambiar la realidad, no lo merece.

Graciela Iturraspe, Diputada Nacional