Organizaciones de Derechos Humanos, funcionarios y familiares de detenidos desaparecidos durante la última dictadura, participaron de la señalización como sitio de memoria del “Campo Militar San Pedro”, situado a 12 kilómetros de la localidad santafesina de Laguna Paiva. Del acto también participó el diputado nacional por PARES en Unidad Popular Antonio Riestra. A continuación, el video.

En el Campo Militar San Pedro fueron identificados los cuerpos de María Esther Ravelo, María Isabel Salinas de Bosso, Carlos Alberto Bosso y de Gustavo Adolfo Pon, jóvenes militantes políticos que permanecían desaparecidos desde su secuestro en la ciudad de Rosario, entre agosto y septiembre de 1977.

El hallazgo de los cuerpos fue posible luego de que en 2009, y a raíz de las denuncias de organismos de derechos humanos, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) halló en el Campo Militar San Pedro, los restos de cinco hombres y tres mujeres con evidencias de haber sido asesinados.

En las puertas del campo fueron plantados ocho árboles a los que se les colocó placas con los nombres de los militantes identificados, en tanto a los restantes se les puso placas con la leyenda “30.000 desaparecidos”.

Luego de la señalización, se realizó un acto en la plaza principal de Laguna Paiva, en el que se homenajeó a los militantes desaparecidos que fueron secuestrados por fuerzas militares dependientes del Comando del II Cuerpo de Ejército, con asiento en Rosario, entre 1976 y 1983.