Fernando “Pino” Solanas reivindicó ayer su acuerdo electoral con Elisa Carrió y mantuvo un duro cruce con ex militantes de Proyecto Sur, quienes afirmaron que su ex jefe “dejó de lado el proyecto político por el amontonamiento electoral detrás de un cargo”, de cara a las primarias de agosto.

(Agencia Télam) Solanas encendió la mecha con sus ex seguidores partidarios cuando afirmó que los detractores de su acuerdo con Carrió son algunos jóvenes que “no tienen mirada política”, sino una visión “testimonial e ideologizada”.

Solanas “dejó de lado el proyecto político por el amontonamiento electoral detrás de un cargo”, subrayaron en un comunicado quienes se definieron como “la ex juventud de Pino Solanas” y consideraron que su ex jefe tomó una decisión “violatoria” de los postulados partidarios.

“Los graves problemas de Argentina no se negocian, ni se resuelven de la mano de sectores políticos que fueron cómplices de que ocurran, como lo son Elisa Carrió, Alfonso Prat Gay, Adolfo Terragno y la UCR en su conjunto”, expresaron en un comunicado los ex militantes de Proyecto Sur

En el texto, que lleva la firma de los dirigentes Martín Iommi, Alejo Caivano, Pablo Herrero y Mariano Pasi, los ex militantes de Proyecto Sur afirmaron: “Los jóvenes sí tenemos visión política, que claramente difiere de la que hoy tiene Solanas”.

Solanas declaró este martes que quienes se alejaron de su partido molestos por el acuerdo electoral con Carrió “tienen una mirada muy testimonial e ideologizada” y evaluó que se trata de un sector de “la militancia más joven”, aunque no toda la juventud de Proyecto Sur.

“Lamentamos las manifestaciones de Pino y lo invitamos a recordar su juventud ideologizada, la que lo impulsó a filmar La Hora de los Hornos, material infaltable para entender nuestra historia reciente; ojalá se ideologice nuevamente, y retome así las luchas del campo nacional y popular”, expresaron los militantes.

De igual forma, desde el conurbano, los miembros renunciantes de la Dirección Nacional y Provincial de Proyecto Sur Virgina García, Juan del Pino y Sergio Barraza manifestaron su “repudio a los acuerdos electoralistas realizados a espaldas y contra la voluntad de la militancia con fuerzas de centro-derecha liberal”.

En este marco, anunciaron su salida de la fuerza, molestos por las “arbitrarias decisiones” adoptadas por Solanas, quien, a su entender, “violó” las resoluciones del congreso partidario.

Además, resolvieron constituir la Corriente Unidad Sur en la provincia, que apoyará al Frente Popular Democrático y Social (Podemos), encabezado en la provincia por Víctor De Gennaro y que lleva a Marta Maffei como primera candidata a diputada nacional para las primarias de agosto.

En la misma línea, el primer candidato a diputado nacional por Camino Popular, Itai Hagman, salió también al cruce de los dichos de Solanas y los consideró “repugnantes”.

“A los jóvenes que militamos todos los días por cambiar las cosas nos resultan repugnantes estos dichos”, subrayó Hagman, para quien las declaraciones “exponen rasgos conservadores que Pino ya había expresado otras veces y que se condicen con las alianzas que está llevando adelante junto a la UCR, Carrió y (Alfonso) Prat Gay”.

Hagman, dirigente de Marea Popular y aliado de Claudio Lozano, referente porteño de Unidad Popular, calificó como “abiertamente reaccionario atacar a la juventud que hace política, en este momento que vive el país”.

“Por eso la juventud que se fue de Proyecto Sur está apoyando a Camino Popular, el frente que hemos armado de cara a las próximas elecciones legislativas junto a Lozano y muchas organizaciones juveniles y populares de la ciudad”, insistió.

Los dirigentes de Unidad Sur ofrecerán hoy miércoles a las 19 una conferencia de prensa en el Bar La Dignidad, en Aguirre 29 de esta capital.