El país es de los otros (parte 2 bis)

Ampliando el informe anterior, Unidad Popular Lanús analiza el sector financiero argentino en comparación con la situación en otros países.

pesosDel chamuyo nacional y popular a los administradores de las multinacionales, la oligarquía y el sector financiero.

En breves informes, desde UP Lanús nos proponemos reflexionar sobre la actualidad económica y la evolución de los factores que inciden en la vida cotidiana de los argentinos durante la llamada “década ganada”.

 

 

Segunda entrega: los que la siguen juntando con pala (bis)

Por Pablo Ceballos *

La rentabilidad de los bancos comerciales argentinos, medida según dos indicadores comparables con los sistemas financieros de otros países, se ubica como la más alta del planeta.

El Fondo Monetario Internacional dispone de un micrositio destinado específicamente a publicar información comparable sobre el sistema financiero mundial, llamado Financial Soundness Indicators. Allí se pueden consultar dos indicadores relevantes a la hora de medir la rentabilidad del sistema: el ROE (rentabilidad sobre el patrimonio neto, por sus siglas en inglés) y el ROA (rentabilidad sobre el activo). Los datos que se desprenden son elocuentes: el sistema financiero argentino presenta el ROA más alto del G-20, 84 por ciento superior a Indonesia, que le sigue en el ranking y muy lejos de países industrializados como Italia, Francia, Japón, Reino Unido, Corea del Sur o China, e incluso de Turquía, uno de los emergentes tomado como modelo en muchas publicaciones internacionales.

Otro indicador relevante es la rentabilidad sobre el patrimonio neto. Los bancos argentinos encabezan el listado con 38,81 por ciento, seguidos por Namibia, Kenia, Sri Lanka, Paraguay, Malta, Argelia, Honduras, Perú y Panamá.

Una mirada hacia el interior del sistema financiero permite apreciar que los bancos privados de capital extranjero son los que mayores ganancias obtienen, seguidos por los bancos privados de capital nacional y los bancos públicos. Según el Informe sobre bancos publicado por el Banco Central en diciembre de 2013, el resultado de los bancos extranjeros fue un 31 por ciento superior al de los bancos privados nacionales, y un 40 por ciento mayor a los bancos públicos.

El sostenido incremento de las utilidades del sistema bancario argentino es un elemento que impacta de manera directa en los costos empresarios en todos los niveles de las cadenas productivas y comerciales, y consecuentemente en el consumidor final. De esa manera, un sector de la economía que incrementa su rentabilidad de manera sistemática por encima del resto de los actores de la economía, del capital y del trabajo, es parte responsable del incremento general de precios.

Estos datos no hacen más que poner de manifiesto la necesidad de que el capital privado, y específicamente el sector financiero, se ubique a la altura de las circunstancias de un país que desde hace diez años les asegura buenas utilidades y estabilidad económica. En ese sentido, inversión y créditos para la producción son indispensables y no pueden ser responsabilidad única del Estado en un país que les asegura a los privados reglas claras y buena rentabilidad.

* Economista integrante del Grupo de Estudio de Economía Nacional y Popular (GEENaP).

 

En relación al último párrafo, queremos agregar que desde este espacio sostenemos que sí es responsabilidad principal e indelegable del Estado establecer la normativa para el sector financiero, estableciendo las pautas de reinversión a quienes se están asegurando las tasas más altas de rentabilidad del planeta.

 

afiche-lanus-con-cachorro55x74

 

Un comentario

  1. Mario Merás says:

    Felicitaciones compañeros por promover la investigación y debate sobre tema de semejante envergadura. Mucho se escrito y avanzado en relación al castigo de los crímenes de lesa humanidad cometidos por la Dictadura Militar Oligárquica, pero dichos avances quedan a mitad de camino si no se castiga con la misma severidad a los verdaderos beneficiarios de la represión indiscriminada, es decir la vieja oligarquía vacuna (trocada en oligarquía financiera), que en su condición de empleada del capital financiero internacional, instaurara el modelo neoliberal, actualmente vigente, que extranjerizó la economía, saqueó al País y ha condenado a varias generaciones de argentina a la pobreza e indigencia. Modelo que ha sido legitimado por todos los gobiernos “demócraticos” que le sucedieron, incluido el Gobierno Actual. Ha sido tan grande la cobardía intelectual (y la venalidad) de los gobiernos que le sucedieron, que siguen siendo temas tabúes, tanto para el Gobierno como para la oposición conservadora, la investigación de la fraudulenta Deuda Externa o la revisión de la Ley de Inversiones Extranjeras de Martinez de Hoz, que con las modificaciones de Menen Cavallo, facilitó a niveles nunca vistos la “fuga” de Capitales del País y la Dolarización de la Economía, como lo plantea tan bien el compañero Claudio Lozano.L

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>