Lozano sostiene que “Argentina puede desconocer el fallo del juez Griesa”

Nunca es tarde para empezar: una propuesta distinta a la del oficialismo y al “coro de pagadores” de la oposición.

fondos buitresEn el marco de discusión del IPPyP, Claudio Lozano presidente del bloque Unidad Popular, junto a Tomás Raffo, Horacio Fernández, Jaime Farji, Ariel Pennisi y Bruno Costas analizan el proceso de endeudamiento argentino y los recientes fallos del Juez Griesa y la Corte de Estados Unidos, para concluir señalando que “Nunca es tarde para empezar”. Esta aseveración se basa en el conjunto de medidas que nuestro país podría (y debería) tomar, tanto en función de la jurisdicción que abarca el fallo Griesa (Estados Unidos) como en el articulado del contrato del fideicomiso que firmara la Argentina con el Bank of New York que le otorgan a nuestro país posibilidades técnicas y legales para mantener los pagos a los bonistas que han ingresado en los canjes del 2005 y del 2010.

“Unidad Popular ha cuestionado siempre la estrategia kirchnerista en materia de deuda pública. Nunca compartimos la idea de gesta histórica con que el relato kirchnerista vistió una renegociación que jamás cuestionó la legitimidad y la legalidad de las acreencias, que mintió presentando como ‘quita revolucionaria’, lo que en la práctica se recuperaba a través del ‘cupón PBI’, que siguió mintiendo con la idea de un ‘desendeudamiento’ inexistente, ya que la reducción de la deuda con acreedores privados y el FMI era compensada con un aumento de la deuda con distintos organismos del Estado como el Banco Central, el ANSES y el Banco Nación”, explicó el diputado.

En el texto del informe -que reproducimos al pie completo-, Lozano sostiene que el fallo del juez Thomas Griesa que ordena pagarle a los “fondos buitre” “no puede ni debe ser asumido por la Argentina en los términos en que ha sido planteado”.

También agrega que “la jurisdicción del juez Griesa abarca los Estados Unidos pero nada dice sobre las decisiones que pueda tomar el Estado Nacional sobre bonos que no formen parte de la causa judicial de Griesa”.

En este sentido, analizó que “si el Banco de Nueva York no puede cumplir con el mandato que le da la Argentina, que es pagarle a los bonistas tal cual se lo estipula en el contrato que la Argentina y dicho banco tienen firmado, nuestro país tiene absoluto derecho para reemplazar al banco de Nueva York por otro agente de pagos”, como el Banco Central (BCRA) o el Banco Nación.

Además, el diputado propuso convocar una asamblea de bonistas para modificar los bonos con legislación extranjera pasándolos a legislación local, y argumentó que todas estas medidas “representarían una notable recuperación de soberanía”.

No obstante, consideró Lozano que ante todo hay que “abandonar la tramposa idea del desendeudamiento” ya que “la misma implica la destrucción del sistema previsional y del patrimonio del Banco Central”.

En cambio, indicó que, manteniendo los pagos tal cual fueron convenidos, debería conformarse una comisión bicameral que investigue la legitimidad de la deuda pública para así poder suspender los pagos que no correspondan.

Por otro lado, en declaraciones a Ámbito.com, Lozano explicó que si, tal como sucedió esta mañana, Griesa congelaba el dinero y frenaba el pago a los acreedores que aceptaron el canje de 2005 y 2010, y si el banco le hiciese caso al fallo, éste “no estaría cumpliendo con el rol para el cual fue contratado y según lo establecido en los artículos 5, 6 y 9 del convenio podría ser reemplazado como agente de pago por el Banco Nación o el Banco Central de la República Argentina”.

Bajo ese criterio, y en línea con la intención expresa por el ministro de Economía, Axel Kicllof, de cambiar la locación, Lozano garantizó que el Gobierno “tiene todo autorizado en el contrato para fijar otro lugar de pago”.

“Argentina está obligada a tomar una definición, el fallo es un disparate y así lo entendió la totalidad de los gobiernos, incluido el de Estados Unidos, organismos internacionales, y hasta el Financial Times”, consideró el economista, que estimó que tras el revés de la Corte Suprema se obliga al país a desembolsar no menos de u$s 13.000 millones a los buitres.

“En este contexto, lo lógico es que se lleve adelante lo que dice el contrato y no usar la plaza Nueva York (para pagar a bonistas). Con los que cobran por Europa no habrá problemas, no aceptarían la jurisdicción de Griesa. Lo lógico es cambiar de lugar, llamar a asamblea de bonistas y definir Buenos Aires como nuevo lugar de pago”, concluyó.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>